USO SOLICITA A LOS CLIENTES DE OMBUDS SEGURIDAD LA RESCISIÓN INMEDIATA DE LOS CONTRATOS

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera (FTSP-USO) ve en la rescisión de contratos y adjudicación a otras empresas solventes la solución más beneficiosa para los Vigilantes de Seguridad ante la difícil situación financiera de la empresa. El sindicato se ha marcado como objetivo principal la estabilidad laboral de los más de 7000 trabajadores que actualmente prestan servicio para los diferentes clientes de la empresa OMBUDS en todo el territorio nacional, garantizando su subrogación a empresas solventes con la consiguiente percepción de sus salarios en tiempo y forma. Inciden en que alargar la vida de este tipo de empresas sin viabilidad financiera a corto-medio plazo solo puede redundar en impagos de salarios, pérdida de empleos, aumento de la deuda fiscal y por consiguiente mayor dificultad para los clientes para poder contratar con otras empresas. Esta medida que postula la FTSP-USO es la única que evitaría que los trabajadores sufrieran y padecieran meses de impagos paliando así el aumento de la deuda fiscal y gastos al FOGASA, que finalmente salen del salario de los ciudadanos vía impuestos. La FTSP-USO insiste en que el concurso de acreedores y abocar a los trabajadores al cobro de salarios del FOGASA es una solución evitable para la mayoría de los trabajadores, más si cabe, estando en manos de los clientes el evitar un desastre laboral de la envergadura de la caída de la tercera empresa de seguridad del país con más de 7000 empleos dependientes de la misma. Debido al obligado cumplimiento a la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a las empresas que se hagan cargo de los servicios a asumir los costes de la deuda por el impago de salarios y cotizaciones a la TGSS de la empresa saliente, nos parece imprescindible agilizar la toma de decisiones en un plazo corto de tiempo. Desde el sindicato ya se están programando y organizando las pertinentes medidas de Acción Sindical hacia todos aquellos clientes que eludan sus responsabilidades subsidiarias o no tomen las medidas necesarias para solventar un problema que a todas luces se convertirá en un “conflicto” laboral importante.